Los 107 años del Teatro Nacional

Teatro Nacional

El Teatro Nacional es un espacio cultural venezolano donde se presentan obras teatrales, óperas y zarzuelas, entre otros. Está ubicado en el centro de Caracas, en la Parroquia Santa Teresa, entre las esquinas de Miracielos y Cipreses en la Avenida Lecuna.

El Teatro Nacional es actualmente la estructura arquitectónica para presentaciones culturales más antigua de Caracas, después del Teatro Municipal. Edificado en principio para la presentación de las artes escénicas venezolanas, posteriormente recibió en su escenario a los grandes artistas del siglo XX, no sólo en el área del teatro sino también de la danza y la música. El Teatro Nacional hace su aparición en la escena caraqueña el 11 de junio de 1905 cuando ya el extinto Teatro Caracas (1854) y el Teatro Municipal (1881) contaban con varios años de vigorosa actividad. Abre sus puertas con la presentación de la zarzuela “El Relámpago”.

Su construcción fue ordenada por el presidente Cipriano Castro el 23 de junio de 1904 en el área que ocupaba la antigua Plaza Washington de Caracas. La obra fue encargada al arquitecto venezolano Alejandro Chataing, además de la partipación del pintor Antonio Herrera Toro y del escultor catalán Miguel Ángel Cabré.

Teatro Nacional Actualmente

Posee una forma de herradura en armazón de hierro, con una arquitectura predominantemente “francesa”. En la fachada principal del teatro hay dos grandes columnas que sobre ellas reposan dos esculturas que representan la comedia y la tragedia. En el techo del teatro hay cuatro cuadros que representan la Danza, la Música, la Comedia y la Tragedia separados por figuras que simbolizan las deidades poéticas del Teatro. La ornamentación del teatro estuvo a cargo del ebanista Maestro Jiménez. El molderaje de la boca-escena con sus figuras alegóricas, es obra del artista Musiú Jacquin,

El teatro ha sido objeto de una etapa de restauración durante los últimos años, donde entre otras cosas, se eliminó el techado de la entrada, originalmente hecho en rejería Art Nouveau y cristales, además de haber sustituido el color crema original de sus paredes externas, por el color naranja.

Noticias relacionadas