Billo Frómeta – Canto a Caracas

Luis María Frómeta Pereira, (nombre artístico Billo Frómeta), fue un compositor, arreglista y director de orquesta nacido en Santo Domingo, República Dominicana, el 15 de noviembre de 1915 y fallecido en Caracas el 5 de mayo de 1988. Frómeta emigró a Venezuela en 1937 y tuvo una marcada influencia en la música popular venezolana con la agrupación Billo’s Caracas Boys. Las composiciones de Frómeta son ilustrativas de la Venezuela de los años 1940 y 1950, pero su carrera se mantuvo activa hasta su muerte en 1988. Los géneros que más cultivó fueron el bolero, el merengue, la balada, la cumbia y el pasodoble. A pesar de sus nexos con el país, Billo nunca se nacionalizó venezolano.

La discografía de Frómeta es una de las más extensas y exitosas de Venezuela. Se calcula que entre 1940 y 1988 vendió unos 10 millones de discos entre varias disqueras, incluyendo su propio sello. Muchas de sus composiciones mejor conocidas reflejan el ambiente o personajes de ciudades de Venezuela, razón por la que Aquiles Nazoa comentó que si Venezuela se hundiera alguna vez y quedaran los discos de Billo flotando, se podría reconstruir el país. Por aquellas dedicadas a la capital Frómeta es conocido como Cantor de Caracas. La popularidad e influencia de Frómeta y su orquesta disminuyeron en los años 1960 y 1970 con el surgimiento de nuevos géneros musicales como el boogaloo, la salsa y el rock & roll, pero la orquesta continuó siendo un popular espectáculo en vivo aún después de su muerte.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=AStFZSnJXPo[/youtube]
  • Para cantarte a ti puse al arpa
  • Todas las cuerdas de oro
  • Para cantarte a ti mi garganta
  • Recogió un ruiseñor
  • Para cantarte a ti mi Caracas
  • Le he pedido al poeta
  • Que le ponga a mi verso
  • Toda su inspiración
  • Y es que yo quiero tanto a mi Caracas
  • Que mientras viva no podré olvidar
  • Sus cerros, sus techos rojos, su lindo cielo
  • Las flores de mil colores de Galipán
  • Y es que yo quiero tanto a mi Caracas
  • Que solo pido a dios cuando yo muera
  • En vez de una oración sobre mi tumba
  • El ultimo compás de alma llanera
Noticias relacionadas