Pedro León Torres, uno de “Los Siete Infantes de Lara”

Pedro León Torres

Pedro León Torres, nació el 25 de junio de 1788, en Carora .

Francisco José de la Torre y Juana Francisca Arrieche fueron los padres de siete varones que ofrecieron sus vidas por la independencia nacional:

- Comandante Juan Asisclo (1783-1813), murió en la Puerta de Bobare

- Capitán Miguel María (1793-1814) muere en Bogotá;

- Bernardino Antonio (1796-1814) es fusilado cerca de Sarare

- Juan Bautista (1789-1814) muere en el Asalto a Barquisimeto.

- Teniente Coronel Bruno del Rosario (1785-1820) muere en la Campaña de Guayana

- General de División Pedro León Torres (1788-1822)

- Coronel Francisco José del Rosario ( 1790-1850) es el único sobreviviente de este proceso

Todos ellos son integrantes de lo que se ha denominado “Los Siete Infantes de Lara” o “Los siete Macabeos de la Independencia.”

El paso por Carora del Ejército Expedicionario del Marqués del Toro, cuando se dirigía a invadir a la Provincia de Coro que se había declarado en rebeldía contra la Junta Suprema de Caracas al declararse la independencia, permite a Pedro León Torres junto con sus hermanos incorporarse a este movimiento, el cual fracasa.

De regreso a su ciudad de origen, se le nombró Capitán de la Compañía de Arenales y Atarigua. Posteriormente al intentar sofocar la deserción del Indio Vargas fue hecho prisionero y enviado a Puerto Rico en 1812. Es luego trasladado a Venezuela para enjuiciarlo y se le da la libertad al año siguiente.

Plaza Pedro Leon Torres en Arenales

Muertos su padre y madre, y sus bienes confiscados por la corona, al iniciar Bolívar la Campaña Admirable, los Torres se unen a sus tropas participando en diversos combates y batallas como Araure, Los Taguanes, San Mateo, Niquitao, Los Horcones y la Primera Batalla de Carabobo.

Perdida la Primera República, los jefes Republicanos se ven obligados a huir a Las Antillas, Pedro León Torres los acompaña, y con la ayuda del presidente Haitiano Alejandro Petión organizan la Expedición de Los Cayos en 1816. También formó parte de la Campaña de los Seiscientos con Mac. Gregor y Soublette.

En 1817 en la Batalla de San Félix, fue ascendido a General de Brigada por Manuel Piar, formando parte, posteriormente como vocal del tribunal de guerra que lo condenó a muerte.

Fue nombrado Gobernador de Las Fortalezas de Guayana al ocupar los patriotas esa zona y Diputado al Congreso de Angostura en 1819.

Bolívar lo nombró Jefe del Ejército del Sur en el Departamento de Cundinamarca en 1821 durante la Campaña de Nueva Granada, convirtiéndose en otro de los próceres de la independencia suramericana.

Durante las Campañas del Sur, sirviendo bajo el mando de Simón Bolívar, éste le encomendó durante la Batalla de Bomboná, que atacara a los Realistas antes de que estos se posicionaran ventajosamente en la cima de una colina. Torres entendió mal la orden y al regresar Bolívar y observar que los españoles habían ocupado la posición mientras las fuerzas de Torres almorzaban, enfurecido lo llamo indigno de servir a la patria y lo relevó del mando, rompiéndole la espada. Torres arrebatándole el fusil a un soldado exclamó que si no podía servir como un General le permitiera hacerlo como soldado. El Libertador le devolvió su mando entregándole su propia espada. Torres comando a los batallones que atacaron frontalmente sufriendo grandes bajas y siendo él mismo herido y tomado prisionero por los españoles.

Murió meses después, el 22 de agosto de 1822, por sus heridas en un hospital realista en Yacuanquer (Colombia).

En reconocimiento a su obra, el municipio más extenso del estado Lara, cuna de su nacimiento, lleva su apellido. El Municipio Torres tiene como capital a Carora.


Noticias relacionadas