SATELITE VENESAT-1 “SIMON BOLIVAR”

Cohete larga marcha 3B

El 29 de octubre de 2008, fue puesto en órbita el satélite Venesat “Simón Bolivar”, a las 05:03 HLV (Hora legal Venezolana), un poderoso cohete larga marcha 3B despegó desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, ubicado a 1.700 kilómetros al suroeste de Beijing en la República Popular China, con el único objetivo de colocar en órbita alrededor de la Tierra, el Satelite Venesat-1 se ubicó en su posición y orbita final a los 78° longitud oeste. El 06 de noviembre de 2008, paso a control del Centro Espacial ubicado en El Sombrero Estado Guárico, en Venezuela.

A los pocos días, el 8 de noviembre, el satélite fue insertado en su órbita geoestacionaria a casi 36 mil kilómetros de altura sobre el ecuador terrestre en la longitud de 78° oeste asignada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Visto desde la Tierra el Simón Bolívar siempre se encuentra justo encima del impresionante volcán Cayambe en Ecuador.

La carga útil del satélite consiste de cinco antenas y 28 dispositivos llamados transpondedores que son capaces de recibir, procesar y retransmitir señales desde y hacia la Tierra en tres bandas o conjuntos de frecuencias radioeléctricas: la banda C que cubre a prácticamente todo el continente suramericano y parte de Centroamérica y el Caribe, la banda Ku con cobertura hacia el Venezuela y el Caribe en el norte y Bolivia, Paraguay y Uruguay en el sur, y la banda Ka de uso exclusivo para Venezuela.

El satélite Simón Bolívar, es sin duda, un paso de desarrollo tecnológico en Venezuela.

La operación y mantenimiento de todos los sistemas del satélite Simón Bolívar se realiza desde el territorio nacional por personal especializado venezolano de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE) y la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (CANTV), ubicados en la estación terrena de control principal y el telepuerto de la base aeroespacial “Capitán Manuel Ríos” (Bamari) en El Sombrero, estado Guárico y en la estación terrena de control de respaldo en el Fuerte Militar Manikuyá en Luepa, estado Bolívar.

El proyecto satelital Simón Bolívar es un ejercicio de soberanía destinado a proporcionarle al Estado venezolano la capacidad de ejercer su autonomía en los sistemas de telecomunicación entre los entes gubernamentales y Fuerza Armada Nacional Bolivariana, incorporar a las comunidades aisladas a red nacional de telecomunicaciones y prestar servicios sociales fundamentales como tele medicina y tele educación.

La gran cobertura geográfica de la señal de nuestro satélite desde Centroamérica hasta la Patagonia lo convierte en un instrumento más al servicio del sueño de Bolívar por una integración de los pueblos indo americanos.

Previo a la construcción del satélite, el 14 de marzo de 2006, los gobiernos de Venezuela y Uruguay firmaron el convenio para el uso de la órbita y la Posición Orbital 78° O.

En noviembre de 2005, la República Bolivariana de Venezuela y la República Popular de China firmaron el contrato para la construcción del Satélite Simón Bolívar. Los acuerdos de este contrato abarcan la transferencia tecnológica y el soporte técnico por 15 años y 2 años de garantía.

La construcción

Hacia finales del mes de agosto del año 2006 el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, en un contacto vía telefónica desde Beijing, China, anunciaba el comienzo de la construcción del primer satélite de comunicaciones con propiedad del Estado Venezolano, en un convenio estratégico con la República Popular de China.

El presidente señalaba en aquella época, que el procedimiento no consistía únicamente en la construcción de un satélite sino en el desarrollo de todo un programa que contemplaba la capacitación de personal venzolano para el manejo de la tecnología. Así nacía el Programa VENESAT-1, cuyo objetivo estratégico está dirigido a cubrir las necesidades nacionales de información y comunicación de los organismos gubernamentales, centros productivos, organizaciones sociales y comunidades, mediante el desarrollo de una red satelital con fines sociales, apuntando hacia la soberanía e independencia tecnológica.

Etapas

Este proceso tiene tres fases ó etapas: la primera del 2003 al 2008 que incluyó la formación del personal, planificación, construcción y lanzamiento del satélite; la segunda del 2008 al 2013 que tiene que ver con la operatividad, conectividad, ajustes e industrialización; y la tercera que involucra la operatividad y ampliación de servicio y va desde el 2013 hasta el 2018.

La construcción del Satélite Venesat-1 requirió la formación de talento humano en tecnología espacial, como parte del convenio suscrito con la República Popular China.

Se incorporaron 90 profesionales y técnicos venezolanos distribuidos de la siguiente manera: 30 profesionales universitarios que alcanzaron el doctorado en diversas áreas espaciales vinculadas a la fabricación de plataformas satelitales y 60 profesionales y técnicos en control de órbita y manejo de tráfico.

La formación incluía el entrenamiento práctico para el manejo y uso adecuado de dos Estaciones Terrenas de Control, encargadas del funcionamiento del satélite.

La Estación Terrena de Control Principal está ubicada actualmente en la Base Aérea “Capitán Manuel Ríos” en El Sombrero, estado Guárico y la Estación de Respaldo en el Fuerte Manikuyá, Luepa, estado Bolívar.

Aparte se capacitó al personal para el uso de un Telepuerto, que es el responsable de las capacidades de transporte del Satélite, de la retransmisión de los servicios de telecomunicaciones, y está ubicado en Bamari, El Sombrero, estado Guárico.

El acuerdo incluyó la incorporación de personal venezolano en toda la fase de fabricación del satélite, lanzamiento, desplazamiento a posición orbital final y en la posterior fase de operación, tanto en mantenimiento en orbita como en manejo de los servicios de telecomunicaciones.

Esta información fue ofrecida en el Aló Presidente número 317 del 18 de agosto de 2008.

Antes del lanzamiento

El presidente de la República indicó, faltando un año para su lanzamiento, que el satélite tendría gran impacto social y económico y serviría para el desarrollo de la telemedicina, la educación, y la integración de redes telefónicas, resaltando que el mismo, sería diseñado, fabricado y manejado por Venezuela, porque si no, no sería venezolano.

Por su parte, el Administrador Luo Ge de la Administración Nacional China del Espacio, expresó en aquél momento, estar seguro que con el Satélite Simón Bolívar, Venezuela elevaría la capacidad de aplicación de la tecnología espacial e impulsaría el desarrollo de las diversas actividades industriales que promuevan el desarrollo económico, tecnológico, progreso social y el mejoramiento del nivel de vida del país.

El proyecto ofrecía para principios del 2008 los datos del tamaño del satélite, ubicado en una posición orbital 78° oeste, el Satélite Simón Bolívar tendría una carga útil, con un peso de 5.100 Kg., dimensiones: 2,36 x 2,10 x 4 metros sin desplegar los paneles solares, y los brazos de paneles solares de 15,5 metros a cada lado.

La inversión destinada para el desarrollo del satélite fue de 250 millones de dólares, monto integral, que incluyó no sólo el satélite, su lanzamiento, las instalaciones terrestres asociadas, sino también los costos derivados de la capacitación del personal que lo opera.

Fuente: Prensa Cida./Rafael Castellano.

“Colocando el país que somos, en lugar que todos queremos”.

Periodista/redactor: Francisco Albornoz, Iconos de Venezuela

@iconosvenezuela

Noticias relacionadas