23 DE MAYO DE 1813, BOLÍVAR ENTRA TRIUNFALMENTE A MÉRIDA. PARTE I

  • 23 de mayo de 1813,  Bolívar entra triunfalmente a Mérida, después que la vanguardia de su ejército hizo huir al jefe realista Correa.

Uno de los hechos más trascendentales en la historia venezolana en general, y de la Provincia de Mérida en particular, lo constituye sin lugar a dudas la entrada triunfal de Bolívar a la Villa de San Buenaventura de Ejido y a la ciudad de los Caballeros de Mérida en 1813, en pleno fragor de la Campaña Admirable como ha sido calificada la heroica lucha emprendida por los patriotas, con Bolívar al frente, para desalojar a los representantes de la corona española, y así lograr la definitiva independencia política a los pueblos sometidos  bajo su yugo.

Con la Capitulación del Generalísimo Francisco de Miranda, el 25 de julio de 1812, Venezuela había regresado al sistema colonial; que con gran habilidad fuera derrotado el 19 de abril de 1810, fecha en que se constituye la Primera República. Los patriotas tomaron el camino del exilio: Bolívar solicita pasaporte para Curazao y desde allí viaja a Cartagena de Indias, en el mes de noviembre de 1812. en esta ciudad neogranadina se consigue un gran número de compatriotas que escapan de las nuevas autoridades españolas.

Bolívar aprovecha el tiempo, incorporándose al Ejército de la Provincia de Cartagena de Indias, y preparando los ánimos a favor de sus planes: publica el “Manifiesto de Cartagena”, dirigido al pueblo de esta ciudad y al de América entera. En este trascendental documento hace un análisis objetivo de las causas que condujeron a la quiebra de la Primera República en su patria Venezuela. Mientras tanto, organiza y dirige exitosamente las campañas militares de Magdalena y Cúcuta. Flanquea el paso de la invasión realista por el norte, persiguiendo a Correa y lo derrota en la ciudad de Cúcuta, el 28 de febrero de 1813, y pasa la frontera el 1º de marzo de ese mismo año. Ya en tierras venezolanas, saluda a los hijos de San Antonio del Táchira, con una hermosa proclama en la que se titula “Comandante de Jefe del Ejército combinado de Cartagena y de la Unión”. El 7 de mayo de 1813, recibe del Congreso neogranadino el permiso para avanzar sobre las Provincias de Mérida y Trujillo. Esta autorización estaba firmada por Don Camilo Torres, Presidente de la Nueva Granada. Dicha autorización era un manifiesto a los venezolanos, en nombre del Congreso de la Nueva Granada, y en uno de sus párrafos expresaba:

“Es tiempo de tomar venganza de estas fieras desencadenadas sobre vosotros, que saquean vuestras casas y asesinan a vuestros ciudadanos…corred a las armas, venezolanos, sacudid esas cadenas vergonzosas, volved al esplendor que habíais adquirido, a la eminente política que os habíais elevado y de que sólo un accidente de la naturaleza, de que se valieron vuestros opresores, os pudo hacer bajar”.


El 10 de mayo, como Comandante en Jefe, lanza en San Antonio del Táchira la proclama de Guerra, e inicia desde San José de Cúcuta su marcha hacia la ciudad de los Caballeros de Mérida.Días más tardes, precisamente desde La Grita el Ejército emprende jornada hacia la Ciudad de Santiago de Los Caballeros de Mérida. El 22 de mayo, pernoctó el Brigadier Simón Bolívar con el Ejército Patriota en la Hacienda El Moral, a corta distancia de la Villa de Ejido.

Simón Bolívar, Jefe del Ejército Patriota, hizo su entrada el día 23. Eran las 9 de la mañana cuando las cornetas y tambores de la Banda Militar sonaron en su recorrido hacia la Plaza Mayor de la Villa de Ejido. Entraron por la calle que hoy se conoce como Calle Justo Briceño. En esta Plaza lo reciben la heroína ejidense  Isabel Briceño de Fornéz y distinguidas personalidades como: el Dr. Cristóbal Hurtado Mendoza, prócer civil (Primer Presidente de Venezuela, también de amplia figuración en la Provincia de Mérida), el Padre Ovalles (célebre Cura de El Morro), Don Eugenio Briceño (padre del futuro General Justo Briceño Otálora) y el Capitán Vicente Campo Elías, español que abrazó la causa de los patriotas, incorporándose al Ejército de Bolívar, hasta ofrendar su vida en el campo histórico de San Mateo, en 1814. Mientras el pueblo con gran entusiasmo exclamaba: ¡Bolívar, Bolívar! Saliendo al paso del joven dirigente campesinos, hacendados, los letrados y personas notables de estas comarcas agrícolas. Venía acompañado de valeroso combatientes que más tarde se cubrirían de gloria en los campos de batalla, tanto en tierras venezolanas como en otros lugares de América; entre ellos los arrojados neogranadinos: Coronel Atanasio Girardot y el Capitán Manuel D´Elhuyar, Así como otros oficiales venezolanos: José Félix Ribas y Rafael Urdaneta, quienes también formaban parte del escolta triunfal.Continúa la marcha del Ejército Patriota, en dirección a la ciudad de los Caballeros, Bolívar se hospeda a una cuadra de la Iglesia de El Llano.La ciudad de Mérida se alegra, sus calles solitarias se llenan de gente del pueblo, repican las campanas de las Iglesias, en los balcones de las casas dulces sonrisas de hermosas mujeres esperan con inquietud al Héroe y a su distinguida comitiva. El valeroso Ejército entraba a la Ciudad de Mérida, la muchedumbre lo aplaude y proclama a Bolívar llamándole LIBERTADOR, título que por primera vez escuchara y que posteriormente fuese ratificado en el Templo de San Francisco de Caracas; la bandera tricolor de Miranda y la del Congreso de la Unión Granadina, en manos de la Caballería, afirmaban la lucha contra la opresión extranjera y la usurpación de la PrimeraRepública. Bolívar hace acto de presencia en el recinto de la Casa Consistorial (situada en el mismo lugar que hoy sirve de sede al Ilustre Concejo Municipal de Libertador); es recibido en Asamblea Pública por los patricios, togados y sacerdotes y todo el pueblo agolpado frente a la Casa Consistorial lo aclama: “Permitidme señores – les dice Simón Bolívar- expresaros los sentimientos de júbilo que experimenta mi corazón al verme rodeado de tan esclarecidos y virtuosos ciudadanos, los que formáis la representación popular de esta  patriótica ciudad, que por sus propios esfuerzos ha tenido la dicha de arrojar de su seno a los tiranos que los oprimían”.

Fuentes:Tulio Febres Cordero: “Bolívar en Los Andes”. Archivo de El Libertador. Sociedad Bolivariana de Venezuela. Gerard Mashur. “Simón Bolívar”. Editorial Grijalbo.

Cronista Campo Elias Mérida http://cronistacampoeliasmerida.blogspot.com/p/asociacion-estadal-y-asociacion.html

“Colocando el país que somos, en lugar que todos queremos”.

Periodista/redactor: Francisco Albornoz, Iconos de Venezuela

@iconosvenezuela

Noticias relacionadas