25 AÑOS DEL 27F, ¿CELEBRACION? Ó ¿LUTO Y LECCIÓN?

Pocos días separaban esta protesta, de la reciente “coronación”, como se conoció al acto de toma de poder por Carlos Andrés Perez de manos de su sucesor Jaime Lusinchi, en el recién inaugurado (6 años) Teatro Teresa Carreño, quien , en el primer uso político que se le dio a este recinto donde solo el arte debe expresarse.

En esa oportunidad, una multitud de mandatarios mundiales, se dieron cita, para presenciar este acto de su homologo, entre los que destacaron en todo momento en los medios fue el Presidente de Cuba Fidel Castro, que me atrevo a decir llevo mayor centimetraje que el propio anfitrión, Carlos Andrés. Poco nos podíamos imaginar los venezolanos, lo que sucedería desafortunadamente para los registros de nuestra historia y la marca imborrable de miles de familias venezolanas.

Ese año, marcaría un rumbo importante para Venezuela, la crisis económica que vivía el país y que apenas comenzaba a entender como podía asumir la cabalgante inflación entre otros aspectos, pues como indican profesionales de la economía, “nuestra formación académica en el área económica nunca consideró en el pensum, situaciones similares y nadie estaba preparado para ello”. Esta crisis, serviría de excusas para intereses oscuros de terceros para aprovecharse y enriquecerse de nuestros recursos naturales, realmente a muchos les interesa sacar partido de estas crisis para beneficios propios.

Los derechos humanos, fueron violados entre muchas otras cosas, la atención a las victimas fue omitida hasta la actualidad, las estadísticas son inciertas, se dicen oficialmente 112 casos, como extraoficialmente de mas de 3500 víctimas.

La muerte de seres humanos, siempre será reprochable bajo cualquier circunstancia, pero principalmente cuando las victimas son inocentes o simplemente utilizadas para fines particulares, razón por la cual es dificil entender que esta fecha y a 25 años de estos hechos, se de el día como festivo y se celebre y conmemore.

Un país que ostenta la mayor inflación del mundo, lo que realmente requiere es trabajar, como en cualquier familia, los festejos son para celebrar y es una enorme irresponsabilidad hacerlo en momentos que se atraviesan crisis, como dice el dicho, arroparse hasta donde alcance la cobija, ademas, sin ayudar a los demas en desmejora de los propios.

El fallecido presidente Hugo Chavez, por decreto eliminó el 17 de Diciembre como día feriado y festivo, pues no se puede celebrar la muerte de un prócer, por el contrario es rendir homenaje a su trayectoria y en todo caso enaltecer con acciones más allá de las palabras, su memoria.

“Colocando el país que somos, en lugar que todos queremos”.

Periodista/redactor: Francisco Albornoz, Iconos de Venezuela

@iconosvenezuela

Noticias relacionadas