Parque Gustavo Knoop: Un punto para el esparcimiento en Los Teques

El parque Gustavo Knoop, al que también se le conoce como parque Los Coquitos, tiene sus puertas abiertas para romper con la rutina diaria y brindarle a la ciudadanía esparcimiento y recreación en espacios naturales en Los Teques, la capital del estado Miranda.

Más de 3.000 visitas recibe diariamente este reservorio, el cual fue reinaugurado el pasado 1 de febrero del presente año, y desde entonces ofrece un arco iris de actividades continuas que incluyen: visitas guiadas, bailoterapia todos los días a las 8:30 de la mañana; sesiones de ajedrez para los niños los martes y jueves a las 5:00 de la tarde, entrenamiento deportivo en la mañana y en la tarde donde los entrenadores se abocan a la comunidad para ofrecerles rutinas de ejercicios para su mejoramiento corporal.

Adicional a esto cuenta con un local de Cacao y Café Venezuela, donde los adultos pueden leer y degustar un delicioso café, mientras sus hijos juegan en los espacios.

“Aproximadamente recibimos 3.000 personas diarias. En la sesión de bailoterapia estamos por encima de las 130 personas, tomando en cuenta que en el área de ejercicios contamos con la presencia de la misma cantidad de personas y constantemente recibimos durante el día diversas instituciones, comunidades, colegios y empresas que realizan compartir y celebraciones festivas, garantizándoles seguridad en un ambiente agradable”, aseguró Norma Acosta, autoridad única del parque.

Considerado el primer jardín botánico de Venezuela, se encuentra localizado en la depresión de La Hoyada a ambos lados de la quebrada de Camatagua, entre Los Teques y el llano de Miquilen, como llamaban dicha zona. Este parque nacional, único en los Altos Mirandinos, por sus ricas especies vegetales fue creado en conmemoración de su creador, el ingeniero alemán Gustavo Knoop, quien era el director del Gran Ferrocarril de Venezuela e inició la reforestación de estos espacios, con árboles y plantas ornamentales en el año 1894 y finalizó en 1922.

“Gracias a la Vicepresidencia de la República en conjunto con la Alcaldía del municipio Guaicaipuro, fue posible la recuperación y mantenimiento de estos espacios, por primera vez después de 100 años existe un centro operaciones interno donde podemos monitorear, supervisar y promover todas las actividades que se hacen gratuitamente dentro del parque”, explicó Acosta.

Crear conciencia ecológica

“Todas las actividades que se hacen en el parque están orientadas a generar una conciencia ecológica y ambientalista proyectando valores y principios en los niños y adultos. El parque es el único pulmón verde que tiene la ciudad capitalina y debemos consérvalo”, explicó Acosta.

A cinco meses de su reinauguración las políticas del parque se fundamentan en impulsar el turismo ecológico dentro del municipio. Algo característico del parque “la tranquilad y la paz que se siente, generalmente tenemos música instrumental, y a diferencia de otros parques que se encuentran en zonas retiradas de la ciudad nosotros nos encontramos dentro de ella”.

Actualmente están operativas 2 hectáreas y media para el disfrute de la comunidad, pero en realidad cuenta con 14.000 hectáreas que están en fase de recuperación para crear a futuro un museo ecológico.

“Existe un área del bosque que todavía está en exploración porque se tiene previsto hacer un museo ecológico, para exhibir plantas y árboles ya que cuenta con más de 3.500 especies vegetales. Muchas de las plantas no son autóctonas de Venezuela, y provienen de otros países como Argentina y Alemania, las cuales fueron plantadas en el pasado por Gustavo Knoop”, señaló Acosta.

Una de las especies autóctonas del municipio que puede encontrarse en el parque es el roso blanco o el Brownea leucantha Jacquin, como se le conoce científicamente. Este árbol se encuentra en peligro de extinción y es considerado uno de las especies emblemáticas de la región.

Logra alcanzar una altura de 14 metros y la flor de color blanca que produce, florece entre los meses de febrero, marzo y abril. Cabe mencionar que crece en bosques húmedo y nace en los troncos de las ramas gruezas (no tienen péndulo).

En el parque no se permiten acampar ni hacer parrillas, sólo juegos tranquilos que inviten a la relajación y tranquilidad. Las personas que deseen realizar una actividad especial, sólo tiene que entregar una carta en la oficina del parque y notificarla con antelación para autorizar el permiso.

También se celebran las efemérides ecológicas dentro de la programación de parque, con el apoyo del Ministerio del Ambiente, buscando la manera de crear una cultura ambientalista, donde se incentive a la protección delmedio ambiente, el cual juegan un factor importante dentro del planeta.

“Colocando el país que somos, en lugar que todos queremos”.

Periodista/redactor: Francisco Albornoz, Iconos de Venezuela

@iconosvenezuela

Noticias relacionadas