NATALICIO DE MANUEL PIAR

Hijo de una holandesa de nombre Maria Isabel Gomez Quemp, fue bautizado en una iglesia de Santa Ana el 28 de abril de 1774, bajo los nombres de Manuel María Francisco, el nombre de “Carlos” se lo agregó el mismo futuro prócer cuando contrajo nupcias. Se presume que su padre fue el piloto mercante Fernando Alonso Piar y Lottyn. Tuvo dos hermanos: Felipe Piar y Juan Piar. Contrajo nupcias con María Marta Boom, el 8 de abril de 1798 en Willemstad, Curaçao. En torno a su origen se tejió una leyenda que lo hacía provenir de la unión secreta entre un príncipe de la Casa Braganza de Portugal, y una mantuana caraqueña de la familia Jerez de Aristeguieta. De procedencia humilde y perteneciente a la casta de los “pardos”, debió formarse dentro de las limitaciones impuestas por la sociedad colonial. Autodidacta, adquirió una sólida cultura y llegó a dominar varias lenguas: holandés,cantones,español, francés, inglés, papiamento de su isla natal, el patua o creole de Haití, y el guinés, lengua africana hablada en Curazao entre los esclavos.

A los 23 años, manifestó su voluntad de ayudar a la Independencia de Venezuela y participó en la Conspiración de Gual y España, sofocada en 1797. Huyendo de Venezuela, comandó un buque haitiano a las órdenes de los generales Jean Jacques Dessalines, Alexandre Petion y Chris Brown. En enero de 1807 se halla en Haití, integrando el proceso revolucionario de esa isla y comandando un buque de guerra. Su experiencia militar e inclinación por la libertad, lo hacen ponerse al servicio de la Independencia de Venezuela luego de los sucesos del 19 de abril de 1810, iniciando su carrera en la Armada. Con Miranda sirve a la República como alférez de Navío, tomando parte en acciones en Puerto Cabello y en el combate de Sorondo, en Guayana en 1812. A la caída de la Primera República, se refugió en Trinidad. Con el grado de coronel, firma el “Acta de Chacachacare”, por grupo de patriotas liderado por el general Santiago Mariño; y será uno de los militares más exitosos en la segunda etapa de la independencia.

Posteriormente forma parte de la expedición libertadora que desembarca en Güiria (Enero de 1813). El 20 de marzo de 1813 defiende Maturín ante el ataque del gobernador de la provincia de Cumaná, Lorenzo Fernández de la Hoz; el 11 de abril durante el asedio de los comandantes realistas Remigio Bobadilla y Antonio Zuazola; y por último, el 25 de mayo de los intentos del general Domingo Monteverde. Liberado el oriente del país de las fuerzas españolas, regresa a su vida de marino y organiza la primera escuadrilla de Venezuela, con la cual derrota a los buques enemigos entre Puerto Francés y Chuspa (18.11.1813) y establece el bloqueo maritimo de Puerto Cabello, en combinación con el sitio terrestre impuesto por el Libertador. El 16 de octubre de 1814 fue derrotado por las tropas de José Tomás Boves, en la sabana de El Salado, frente a Cumaná. En 1816 derrota al general Francisco Tomás Morales en la batalla de El Juncal (27 de septiembre). De allí Piar dirige a su ejército hacia el sur donde junto con las fuerzas de Manuel Cedeño inician la Campaña de Guayana para dar comienzo a las operaciones de liberación de aquella provincia. A principios de 1817 puso sitio a la ciudad de Angostura. El 11 de abril de ese año vence al brigadier Miguel de la Torre, en la Batalla de San Félix o Chirica.

El 8 de mayo de 1817 acepta Piar los postulados del Congreso de Cariaco, los cuales planteaban la eliminación de la Jefatura única del Libertador y lo enfrentaban a éste. Como consecuencia de esto, fue privado del mando de las tropas por orden de Bolívar; por lo que decidió solicitar su retiro del ejército (con el grado de General en Jefe), que le fue concedido el 30 de junio de 1817.

Finalmente, es apresado por Manuel Cedeño en Aragua de Maturín el 28 de septiembre de 1817, acusado de recorrer los campos militares buscando poner a las tropas en contra de la dirección blanca y mantuana; siendo conducido al Cuartel General de Angostura, donde fue sometido a juicio. El Consejo de Guerra que se le formó, estaba integrado por su coterráneo el almirante Luis Brión (presidente); los generales de brigada Pedro León Torres y José Antonio Anzoátegui; los tenientes coroneles Judas Tadeo Piñango y Francisco Conde (vocales) y el Capitán José Ignacio Pulido (secretario). El general de brigada Carlos Soublette fue el Fiscal Acusador y el teniente coronel Fernando Galindo el defensor. El 15 de octubre de ese mismo año, el Consejo de Guerra sentenció al general Piar a la pena capital por los delitos de insubordinación, deserción, sedición y conspiración. Simón Bolívar, confirmó la sentencia sin degradación. El 16 de octubre de 1817, a las 05:00 pm, fue fusilado el General en Jefe Manuel Piar, frente al muro del costado Occidental de la catedral de Angostura e inhumado en el cementerio de El Cardonal, se desconoce dónde en la actualidad se encuentran sus restos.

De este venezolano hay mucho que contar y buscar la mayor claridad en su proceso y aporte histórico, la octava estrella de la bandera, la supuesta relación con el Libertador Simón Bolivar, ya que se dice, que al Libertador proceder con el fusilamiento del Piar, expreso “he derramado mi propia sangre…”, pues se supone que uno de los vínculos es que eran hermanos, por parte de padre, pero parte de eso lo segiremos .

“Colocando el país que somos, en lugar que todos queremos”.

Periodista/redactor: Francisco Albornoz, Iconos de Venezuela

@iconosvenezuela

Noticias relacionadas